Despedida de soltera (parte 9)

Ésta es la última oportunidad de Bea para estar con todos los amigos y ya no existe pudor entre los chicos a tocarse entre ellos.

 

A la mañana siguiente, comencé la última vuelta con Sebas, le tocaba el 6 de bastos, y esperaba que no me defraudase, ya que las otras dos veces lo había pasado bien con él. En realidad no me defraudó, ya que nos tocaba una posición en la que yo tenía que estar tumbada boca arriba, y sin separar mis piernas, él tenía que subirse encima de mí y hacérmelo.

Sin casi darme cuenta, y con gran habilidad entró dentro de mí. Al estar tan estrecha, su pene rozaba gratamente mis paredes y mi clítoris por lo que sentía mucho placer. Cada movimiento que hacía encima mío era un roce de placer dentro de mí. Volvió a superarse y sorprenderme de nuevo.

 

Después le tocaba a Jaime, salió el 5 de oros, así que esta vez íbamos a estar los dos solos. Él tenia que permanecer sentado, con las piernas reclinadas, yo me sentaba encima de él y subía mis piernas a sus hombros.

Mis muslos estaban solo a un ligero giro de su cabeza, para poder besarlos. Sus manos tenían todo mi cuerpo a su alcance, sin dejar que nadie entrase.

Acariciaba mi clítoris con formas circulares, me daba ligeros pellizcos para despertar la sensibilidad de mis pezones, consiguiendo que se erizasen como nunca. Sus caricias, se mezclaban con sus miradas picaronas. Me demostró que era tan bueno solo como en conjunto.

 

Continué con Boris y con el 2 de oros, lo habíamos hecho tantas veces a lo largo de la semana en horas de descanso, que ésta vez parecía que era otro rato entretenido con un amigo.

Él tenía que estar sentado, mientras que yo me sentaba encima de él, de espaldas. ¡Para que quieres más!, ya me había dicho y demostrado antes, que prefería mi culo a mi coño, así que directamente me senté encima de él, metiendo su pene por mi culo.

Era yo la que me movía encima de él, y por ello quizás, no lograba encontrar el placer que otras veces me daba. Se lo dije, y poniendo sus manos en mis glúteos, me fue llevando las caderas a su gusto. Ahora sí notaba ese cosquilleo que me gustaba.

 

Los demás debían estar ya un poco cansados, ya que aunque teníamos la puerta abierta, era la única vez que estaba a solas con alguien. Cuando vi que se asomó  Donato le pedí que se acercara Él muy obediente vino y me ofreció su pene para que saldara una cuenta pendiente que tenia con él. Mis movimientos dirigidos, hicieron que Boris llegase antes que yo, siendo la única postura en la que mi vagina quedo intacta.

Una vez que Boris acabó, continué con Donato hasta que llegó. Como sobraba tiempo hasta la hora de comer, le pedí que me masturbara con la boca, cosa que hizo con gusto.

 

Después de comer se  acercó  Ricardo y saco el 7 de copas. Esta postura, era un poco complicada, y más para él. Tenía que metérmela estando yo de costado. Me entró la risa, ya que no podía llegar a metérmela. Al final,  ayudado por mi mano, le dirigí el pene hacia su camino. Le bastaron un par de empujes para llegar.

 

Menos mal que ahora, sabía que iba a disfrutar, ya que le tocaba a mi amigo Isma, que aunque igual no lo hacía tan bien como otros, el contacto con él era siempre agradable. Salió el 1 de bastos y teníamos que estar los dos tumbados uno en frente del otro, unidos con una de nuestras manos, mientras nuestros pubis se frotaban, intentando sacar fuego de ellos. Cuando más estábamos frotándonos, vino Boris con su boca a apagar o mejor dicho, a avivar más la llama de nuestros pubis. Cuando llegamos, nos abrazamos y dejamos a Boris encerrado entre nosotros.

Así finalizó el día.

 

Al día siguiente me tumbé  en el suelo boca arriba, esta vez era Lucio el que se ponía de rodillas en frente de mi. Había sacado el 3 de bastos. Levantó mis piernas sobre sus muslos e introdujo su pene. Con la misma habilidad que la otra vez, comenzó a acariciar mi clítoris, a la vez que hacia envestidas fuertes.

Nuevamente mi cuerpo estaba relajado dejándose llevar por los impulsos que él me daba, me extrañó que viniese el tímido de Néstor a besarme los pechos. Yo se lo agradecí buscando sus carnes que le colgaban, para así sentir su dureza  y masturbarle a la vez.

 

Después de cenar quise estar con dos más, para así poder acabar el juego para el sábado. Le tocaba a Fidel y sacó el 11 de oros. Fue a la habitación y se sentó al borde de la cama, con las piernas algo abiertas, para que yo me pudiera sentar encima de él. Me senté buscando su pequeño pene, eso me exigía apretarme fuertemente a él.

Lo abracé con mis piernas, apoyando mis pies en sus glúteos, y presionándolos para así meterme su pequeño y grueso pene lo más adentro posible. Como la otra vez, el tamaño de su pene hacía que me rozase el punto G, notando un cosquilleo que me llegaba hasta debajo de la lengua. Esta vez sí que llegué, sintiéndome tan aliviada y tan húmeda, que pensaba que me había meado.

 

Terminé el día con Marcos y el 8 de bastos. Él se tenía que tumbar boca arriba, con las piernas abiertas, dispuesto a recibirme como si él fuera una mujer y yo un hombre.

Me subí encima de él y comencé a moverme simulando los movimientos del hombre, para arriba y para abajo. Él me agarraba de los glúteos, separándomelos con sus manos. Cambie los movimientos, buscando rozar mi clítoris con su pubis, haciendo movimientos circulares.

Poco tiempo tuve le libertad, ya que mi ano abierto por sus manos fue un rápido reclamo para que Boris hábilmente se subiese encima de mí y empezase marcar el él ritmo.

A Marcos le debió de gustar eso de sentir la presión de mi cuerpo sobre el suyo, totalmente abierto, ya que llegó relativamente pronto, o eso me pareció a mí. Dio igual, ya que esa noche, a mis tres compañeros habituales, se unió también Marcos, y pude comprobar, que no era la primera vez que sus cuerpos se mezclaban.

 

 

2 comentarios el “Despedida de soltera (parte 9)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s