Semana 50ª: ¡¡¡SILENCIO!!! se rueda

Esta semana no quisimos conocer la carta hasta que no estuvimos preparados para hacerla.

Teníamos una cámara de video que apenas la utilizábamos. Decidimos hacer nuestra propia película porno, rodada por nosotros mismos

Comenzamos con un striptease de Bea en el salón. Se fue quitando toda la ropa de forma sensual y provocadora. Una vez que se desnudó, enseñó sus pechos a cámara, primero lamiéndoselos, y luego moviéndolos magistralmente.

Se dio la vuelta, agachándose un poco, y moviendo graciosamente su precioso culo. Se tumbó en el sofá y me invitó a acercarme, con las piernas abiertas, yo fui acercándome hasta meter literalmente el objetivo entre sus piernas.

Así acabamos la primera escena, para la siguiente el protagonista era yo, era difícil de superarla, así que empecé a quitarme la ropa.

Me desnudé entero, dejándole ver mi espalda y mi trasero. Me di la vuelta, con la camiseta interior colgando de mi pene. Comencé a moverla con la fuerza de mí empalmada, hasta que la dejé caer al suelo, ella se puso la cámara entre sus piernas, grabando hacia mí, mientras me acercaba, y llevaba mi pene hacia la cámara.

Las dos primeras escenas ya estaban grabadas, tocaba saber en qué postura teníamos que hacerlo, fuimos a la habitación y vimos la carta, tocaba el segundo comodín.

Nos dejaba elegir cualquier postura, con la única condición que uno de los dos, o los dos teníamos que estar de rodillas. La carta nos aconsejaba una y esa decidimos hacer.

Para comenzar grabé a Bea como se ponía en la postura. Se tumbó boca abajo en la cama, y se sujetó los tobillos con las manos ofreciendo a la cámara su entrepierna abierta.

Yo con la cámara en mano fui acercándome y grabando como se introducía mi pene entre sus muslos.

Dejé la cámara fija en un trípode, grabándonos de lateral. Bea se puso nuevamente en la posición. Yo me puse de rodillas la agarré por los muslos y me la acerqué al pubis, apoyándola en mis muslos.

Ahora tocaba poner la cámara delante de nosotros, cuando estuvimos posicionados, di al mando a distancia para grabar.

Terminamos de grabar y visualice la cinta, me di cuenta que la grabación del último plano no había funcionado, así que tuvimos que volver a repetirlo.

No nos causó ninguna molestia, el porno nuevamente en acción, al contrario, hubiera repetido la escena todas las veces que hubieran hecho falta.

Para terminar nos grabamos los dos tumbados, desnudos en la cama.

Nos pusimos a ver lo grabado, me parecía extraño verme desnudo en la televisión, me excitaba ver a Bea, pero aún me excitaba más el hacerlo, así que dejamos la película y volvimos a hacer el amor.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios el “Semana 50ª: ¡¡¡SILENCIO!!! se rueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s