Recordando lo aprendido X; ¿te has quedado con sed?

Rita se veía triunfadora, estaba la más cercana a la meta. Si ganaba tendría a dos hombres para ella, como hace años, pero esta vez era ella la que mandaba. Y quería sentir dos rabos dentro de ella, por mucho que le sorprendiera a Néstor.

Contenta tiró el dado, un 2 al 55, esta era una prueba futura, “un día que estés hablando por teléfono, tu pareja te hará un cunnilingus.”

─ Eso no vale, le tenemos que ver ahora. ─ dijo Carla.

Rita estaba caliente. Había visto como llegaba Carla mientras le comía el coño Néstor y ella quería sentir el mismo placer en el suyo.

Decidió llamar a su padre. Sabía que  estaba despierto a esas horas, le tocaba trabajar de noche, le llamó y se puso a hablar con él, sentada en el sofá y con las piernas abiertas.

Viendo Néstor en manjar que se le ofrecía, se olvidó de sus preocupaciones y metió su cabeza entre los muslos de Rita. Llevaba tiempo deseando comerle el coño a su novia y por fin lo tenía delante de su boca. Lo besó, lamió los labios despacio, intentaba buscar los recovecos más profundos del placer, pero no se  centraba en lo que hacía, estaba pensando en que su suegro estaba al otro lado del teléfono sin saber  lo que le estaban haciendo a su hija. Eso le producía tanto morbo que su mente se distraía y en vez de darle placer a ella, de vez en cuando separaba sus orejas de entre las piernas de Rita, para escuchar la conversación que tenían, dejando a Rita con las ganas de que sus glándulas sudoríparas  trabajasen un poco más.

Acabó de hablar desilusionada, sin llegar al orgasmo y continuaron jugando.

Tiró Carla, sacó un 6 al 28. “Ponerse de pie y dar vueltas desnuda con los brazos extendidos.”

Así lo hizo, se puso en medio del salón y comenzó a dar vueltas, se dejo llevar riendo y feliz sin importarle que los demás la viesen, le gustaba exhibir su cuerpo desnudo, ser el centro de atención, así que esa prueba estaba hecha a su medida.

Néstor observaba su cuerpo dando vueltas, de arriba abajo, no sentía ningún pudor al verla desnuda. Le gustaba todo lo que veía. Ahora si eran imanes de polos opuestos ese bello cuerpo desnudo con sus ojos, ya que no podía apartar la mirada de ella.

Le atraían los pechos dando botes, la pequeña raja entre sus piernas, la redondez de su trasero. Su pene volvía a ser el duro mástil del principio, al contemplar el bello cuerpo desnudo de su amiga.

Giró hasta que Marcos lanzó del dado y sacó otro 6. A la casilla 30. “Déjate fotografiar desnudo” era la prueba que había que hacer.

Marcos sabía posar delante de las cámaras, cogieron los tres sus móviles y le sacaron algunas fotos mientras se reían. Rita no queriendo desaprovechar la situación, no paraba de sobarle el pene con la excusa de colocárselo para las fotos.

Néstor tiró y sacó un 2.

─ A la casilla 27, de oca a oca a la casilla 32 y tiro porque me toca. ─ dijo mientras cogía la lista de pruebas y las leía en voz alta

─ “Déjate masajear de cintura para arriba mientras cuentas una fantasía erótica que te gustaría hacer”.

Se quedo de pie, pensando que fantasía podía contar, Carla y Rita, más que masajear, acariciaban su piel, tenía muchas fantasías que no había hecho y le gustaría hacer con su novia, pero no se decidía por ninguna, al final se decidió por decir que le gustaría hacer un 69 con Rita. Más que una fantasía, era un deseo que nunca le había dejado hacer Rita.

Marcos y Carla se sorprendieron, una cosa tan sencilla de hacer y no lo había hecho nunca.

Volvió a tirar. Un 5 a la 37 “desnúdate y dejarás pasar un cubito de hielo por donde los demás quieran”.

Carla trajo cubitos. Cogió uno Rita y otro ella. Fueron pasándoselo y colocándoselo por todo el cuerpo. Los escalofríos recorrían las neuronas  de Néstor a velocidades de vértigo,  al contacto del frio hielo en su piel.

Carla se metió el hielo en la boca, y fue dándole pequeños besos fríos, por todo el cuerpo de Néstor.

Néstor cada vez se sentía más atraído por Carla. Todo lo que le hacía le gustaba. Deseaba poder disfrutar aún más de su amiga.

Tiró Rita, un 2, al 57 masturba con la boca a tu pareja.

Se le iluminaron los ojos a Néstor, no tendría que esperar a casa para sentir el placer de la boca de Rita en su pene, se puso de pie, Rita se arrodillo delante de él y comenzó a comérsela. No tardó mucho en llegar, y nuevamente Rita se bebió un buen trago de leche, acabando nuevamente con un beso en la boca de Néstor.

Menos mal que no había más penes que ordeñar porque sino Néstor a buen seguro que esa noche, hubiera probado el sabor de todas sus leches a través de los besos de su novia.

─ Te has quedado con sed, que te estás bebiendo la leche de todos─ dijo Carla en plan de gracia mientras tiraba el dado.

─ Un 3, a la casilla 31, al pozo. No es justo, otra vez me quedo sin jugar.

No tenia suerte Carla, ya que iba a estar dos turnos sin tirar, y se tenía que “dejar depilar o cortar cualquier pelo de su cuerpo” lo que no sabían los demás es que pelos le podía cortar, ya que iba prácticamente depilada, solo le quedaba una pequeña línea de vello púbico en la pelvis, que decidieron pasarle la maquinilla, Marcos le dejó los honores a Néstor, que aceptó encantado, aprovechando para meter sus dedos en la raja de Carla mientras le cortaba los últimos pelillos que le quedaban.

Como cambian las cosas, hace unos días estaba Néstor en la playa buscando con timidez ver las zonas prohibidas de Carla y ahora la tenía desnuda, totalmente abierta de piernas, a menos de un palmo de su cara y pudiendo colocar sus dedos por donde el quisiera.

Un comentario el “Recordando lo aprendido X; ¿te has quedado con sed?

  1. Pingback: Oca sex | Fantasías en pareja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s