Vivir en dobles parejas V

Los demás le insistieron para que se quedara. Total por un día que no saliera a correr por la mañana, podía quedarse un poco más en la cama y así poder jugar y correrse alguna vez más esa noche.


Carla recordó lo mal que le sienta cuando alguno de sus múltiples amantes ocasionales, llega antes que ella y se despreocupa de enfriar su calentón. Con ese ya no vuelve, lo pone en su lista negra de nunca más. Por lo que hizo un esfuerzo y continuó la partida.
Hugo, cogió el dado para tirar.
─ Vaya, otro cinco, esta noche, es la noche de los cincos, ─ comentó Hugo mientras contaba y dejaba su ficha en la casilla 14. ─ Menos mal que hemos dejado a Goliat en el cajón.
─ No te vayas a la cama Carla, ─ le dijo Marcos, ─ que le tienes que dar unos cachetes en el culo a Hugo por portarse mal.
─ No me rompas la regla como a alguno de tus alumnos traviesos. ─ le imploró con dulzura Hugo.
─ Más que a mis alumnos, que son unos buenazos, se la tendría que romper al conserje del colegio, por mirar donde no debe. ─ contestó Carla. ─ cuando puede mete sus ojos por mi escote y no pierde detalle y porque no le veo cuando le doy la espalda, pero a buen seguro que se me queda mirando el trasero embobado con la boca abierta.
─ Todavía no le has dado una alegría al buen hombre ─ le preguntó Leti.
─ Oye maja, ─ contestó irritada Carla ─ si quieres vas tú a hacerle un favor que seguro te lo agradecerá. Pero cada una decide quien le come el coño y sus babas no quiero que se mezclen con las de mi entrepierna.
─ Comerte el coño si eliges, ─ le corrigió Marcos─, pero tocarte, y meterte algún instrumento ya te mete el ginecólogo aunque tú no quieras.
─ A ellos también les intento elegir para que sea algo de mi agrado. ─ respondió Carla.
─ Pues a la ginecóloga que me aconsejaste la última vez no vuelvo ─replicó Leti ─ Me hizo bastante daño y sangre un poco con la biopsia.
─ Pues a mí me encanta que me toque ─ expuso Carla, ─ cuando me toca siento que me acaricia. Se tiene que extrañar de la cantidad de flujo que tengo, ya que me humedezco enseguida.
─ ¿Todavía no lo has hecho con ella? ─ preguntó Hugo.
─ No, ─ contesto Carla─, otra que está en mi lista, espero que un día me deje para el final y sin la sosa de su enfermera. De ahí no sale hasta que no le urge yo por sus bajos.
─ La última vez que estuve, para recoger los resultados ─ dijo Leti con inocencia─ era yo la última y no tenía a nadie ayudándola.
─ ¡¡No fastidies!! ─ exclamó Carla ─ mi sueño hecho realidad.
─ El caso es que no paraba de piropearme, ─ prosiguió Leti─. Qué bien cuidado tenía el pubis, que le gustaba mi vulva, cerradita, clarita, sin que asomen los labios de dentro y alguna otra cosa más que no me acuerdo.
─ ¿Cómo?, ─preguntó Carla─ ¿que ya te la has tirado?
─No, ─contestó Leti─, la posición de estar tumbada en la camilla con las piernas abiertas, mientras me tocan con metales fríos, no es que me excite, al revés, me pone muy tensa y para ella es muy difícil hacer su trabajo.
─ Con lo húmeda que me pone, ─ dijo Carla ─ a mi me la puede meter hasta un elefante.
─ Que basta que eres ─ le contestó Marcos.
─ Pero ya ves─ se rió Leti ─ mi vulva le atrae.
─ A mi me parecen las dos muy bonitas─ afirmó Marcos acercando sus manos a las dos─ la de Leti cerradita y clarita y la de Carla más oscura y asomándole los labios entre la vulva.
─ Yo todavía no he visto una vagina fea ─ opinó Hugo
─Estuve la semana pasada con ella, ─dijo Carla.
─Si habías estado hace menos de un mes, ─se extraño Leti─, si no ha pillado las indirectas que le mandas es porque no quiere, te digo yo que ella entiende y le van las mujeres.
─ No, no era por eso ─dijo Carla más seria que de costumbre.
─ Tengo una cosa que deciros─ comento Carla mientras mandaba a casa a Leti con un cuatro.
─Pues no sé si vas a poder hablar mucho ─ dijo Leti, mientras le ponía los pechos en la boca para que se los comiera.
Carla separó un poco su boca de uno de los pechos de Leti, y mientras le acariciaba con ternura el otro, les dijo:
─ Estoy embarazada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s