Semana 51ª: de la relajación al éxtasis.

Nos preparamos para disfrutar de una tarde de música clásica en casa. Para ello nos vestimos como si fuésemos a ir a un concierto. Yo trajeado y ella luciendo un hermoso vestido. Dispuestos a atacar al tercer comodín

Sigue leyendo

Anuncios

Semana 43ª: noche apasionada

Estaba especialmente caliente. El hecho de hacer el amor por hacerlo solamente, sin la obligación de apuntar a los momentos fértiles, había aumentado mis ganas de sexo.

Sigue leyendo

Semana 35ª: escondidos dentro de un armario

Tocaba terminar las vacaciones en el  pueblo de mis padres, y pasar unos días en familia, pues nos solemos reunir una vez al año todos los  primos en el pueblo. Así que Gus y yo teníamos el reto de practicar la postura de la semana que era el 9 de bastos, entre reuniones familiares.

Sigue leyendo

Semana 28ª: una noche de insomnio

Cuando no se puede dormir, no hay mejor forma de pasar la noche que despertar a tu pareja y así padecer los dos de insomnio.

Jugábamos con el 7 de bastos, llevaba una hora despierta, y Gus roncando a mi lado.

Sigue leyendo