Recordando lo ya aprendido XI; objetivo a la vista

Le tocaba el turno a Marcos, así que cogió el dado y tiró. Sacó un tres. A la 32, que suerte a una Oca.

Sigue leyendo

Anuncios

Recordando lo aprendido X; ¿te has quedado con sed?

Rita se veía triunfadora, estaba la más cercana a la meta. Si ganaba tendría a dos hombres para ella, como hace años, pero esta vez era ella la que mandaba. Y quería sentir dos rabos dentro de ella, por mucho que le sorprendiera a Néstor.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido IX; posturas

Tiró Néstor, sacó un 5, a la casilla 25 “desnúdate y deja que sirvan bebidas en tu cuerpo”.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido VIII; recuerdos del pasado

Ya estaban los cuatro metidos en el juego, disfrutaban del sexo, de su sexo y del de los demás, sin importarles quien era pareja de quien.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido VI; se van calentando

Volvió a tirar Carla,

─ Un 1, vaya hombre, a la posada, una tirada sin jugar. Y encima me tenéis que hacer un chupón en cada moflete del culo. ─ Dijo Carla, mientras llevaba su ficha a la posada.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido V; comienza el juego

La encargada de inaugurar el juego  fue Carla, tiró el dado y sacó  un 3, “beso apasionado”.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido IV; se sientan para el juego

Se sentaron en torno a una mesita baja con sus bebidas al lado.  Marcos sacó un tablero de la oca que lo colocó en medio de la mesa. Llevaba  una lista en la mano, que se la enseño a sus amigos. Eran las pruebas que tenían que hacer  en cada casilla.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido III; preparativos

Llegó la noche de la gran cena, Néstor andaba nervioso. Solo el pensar en la posibilidad de ver desnuda a Carla le excitaba mucho y hacía que anduviera empalmado por la casa.

Sigue leyendo

Recordando lo ya aprendido II; cómo decírselo

En el trayecto de vuelta a casa, Carla y Rita hablaban sin parar de cosas intranscendentes en los asientos traseros del coche, ajenas a lo que les rondaba en las cabezas a sus respectivas parejas.

Sigue leyendo

recordando lo ya aprendido; parte I, la propuesta

Marcos miraba de reojo el bello trasero de Rita, cuando esta  se agachó para recoger la pelota de la cálida arena de la playa.

Sigue leyendo