Semana 43ª: noche apasionada

Estaba especialmente caliente. El hecho de hacer el amor por hacerlo solamente, sin la obligación de apuntar a los momentos fértiles, había aumentado mis ganas de sexo.

Sigue leyendo

Anuncios

Semana 42ª: tan fácil

Esta semana tenemos el Rey de oros ¿Qué habrán, preparado Gus y Bea?

Sigue leyendo

Semana 35ª: escondidos dentro de un armario

Tocaba terminar las vacaciones en el  pueblo de mis padres, y pasar unos días en familia, pues nos solemos reunir una vez al año todos los  primos en el pueblo. Así que Gus y yo teníamos el reto de practicar la postura de la semana que era el 9 de bastos, entre reuniones familiares.

Sigue leyendo