Semana 52ª: cuarto comodín ó J de picas.

 

Cualquier postura que esté uno o los dos sentados.

Para la baraja de póker j de picas esta postura, él está sentado en una silla y ella se sienta en su regazo de costado, abrazada a su cuello. Él puede acariciar los pechos de ella.

 

 

 

Anuncios

Semana 51ª: tercer comodín ó J de diamantes

 

Cualquier postura que estén los dos o uno de los dos de pie

Para los que utilicen una baraja de póker  y saquen la j de diamantes, ella puede estar sentada en una mesa, y él de pie la penetra. Ella puede abrazarle, o recostarse sobre su espalda

 

 

Semana 50ª: Segundo comodín ó J de corazones

 

Cualquier postura en la que los dos o alguno de los dos estén de rodillas.

Para la J de corazones. Él de rodilla y ella tumbada boca abajo, él levanta los muslos de ella hasta apoyarlos en los suyos, acercándola hacia su pubis. Ella puede doblar sus piernas, cogiéndose los tobillos con las manos, o dejar las piernas estiradas

 

 

 

Semana 49ª: primer comodín ó J de trébol

 

Cualquier postura que estén los dos o uno de los dos tumbados.

Mujer arriba: más placer para ella ya que controla el ritmo y la penetración, él puede acariciarla por todo el cuerpo.

Él tiene las manos libres para acariciarle por todo el cuerpo.

Ella también tiene las manos libres para acariciarle, y tiene más libertad de movimientos.

Hombre arriba: él puede penetrarla cuando quiera, y al ritmo que quiera, mirándola a los ojos. Ella puede ver como entra el pene.

Para los que utilicen una baraja de póker, y hayan sacado la J de trébol, pueden probar: el hombre tumbado y la mujer gira alrededor de él buscando roces nuevos dentro de su vagina. Un juego para probar si se puede dar una vuelta sin que se salga el pene, o para pasar a otras posturas de ella encima.

Para los que utilicen la baraja española y saquen el primer comodín pueden elegir entre cualquiera postura que ya hemos realizado dentro de la baraja, o inventarse una nueva, con la única condición que esté uno de los dos tumbados.

 

 

Semana 48ª: Caballo de espadas ó Dama de picas

 

La mujer tumbada de costado.

El hombre se tumba también de costado, a su espalda y busca la penetración.

Ella gira la cadera y estira una pierna por detrás de los pies o de la cadera de su pareja.

Él puede dar besos en el cuello y susurrarle cosas al oído de su pareja. Acceder con las manos a acariciar zonas como los pechos y el clítoris.

La penetración no es profunda, pero las manos y la boca de él pueden llegar a muchos lugares, capaces de estimularse por sí solos.

 

 

 

Semana 47ª: sota de espadas ó 10 de picas

 

Él permanece tumbado boca arriba, y es ella la que se acuesta encima de él buscando la penetración.

Posición muy intima que junta los cuerpos y las caras.

Ella puede frotar su clítoris con el vientre de su pareja.

Besos en la boca y cuello, caricias de él en la espalda y en los glúteos, abriéndoselos, y pudiéndole meter un dedo en el ano.

Los pechos de ambos permanecen unidos y en continuo roce.

 

 

 

 

Semana 46ª: 7 de copas ó 7 de corazones

 

Ella tumbada boca arriba o ligeramente de costado, abriendo y flexionando las piernas.

Él se coloca de costado, sin dejar de besar a su pareja, introduce su pene dentro de ella por debajo de sus piernas.

Ella puede tener una o las dos piernas por encima del muslo de él.

Tienen libertad los dos para acariciarse mutuamente.

 

 

 

Semana 45ª: 7 de espadas ó 7 de picas

 

El hombre acostado boca arriba

Ella se coloca de espaldas a él e introduce el pene dentro de su vagina.

Ella le puede acariciar los testículos, o acariciarse ella misma el clítoris.

Él puede acariciarle la espalda, los glúteos y el ano.

Ella puede controlar la profundidad que quiere dentro de sí y realizar los movimientos que se le antojen, en busca de nuevas sensaciones dentro de su pared vaginal.

Si ella se pone de cuclillas, el hombre tendrá perfecta visión de la entrada y salida del pene.

Si ella se recuesta hacia los pies de él, dejara su ano más a la vista, pudiendo el hombre sodomizarle con algún objeto. Si por el contrario lleva su espalda hacia el pecho de él, el hombre tendrá más acceso a acariciarle los pechos y el clítoris

Al no mirarse a la cara, pueden dejar volar la imaginación fantaseando con parejas imaginarias.

Esta postura puede ser buena para hacerlo con una pareja esporádica, con la que no quieras mucho contacto físico.

 

 

 

Semana 44 ª: as de copas ó as de corazones

 

Los dos de pie, frente a frente.

Buena postura para abrazarse y besarse sin prisas.

La estimulación llega por el roce de los cuerpos. Cuando se está ya muy caliente buscar la penetración

 

 

 

Semana 43ª: 9 de espadas ó 9 de picas

 

 

El hombre se sienta en la cama

La mujer se sienta encima de su pene, dándole la espalda

La mujer controla la profundidad de penetración. Puede cambiar el ángulo de penetración echándose hacia delante.

El hombre puede acariciar el clítoris y los pechos de su pareja fácilmente, así como la espalda y las caderas

Ella puede ponerse, sentada, de rodillas o en cuclillas.