Vivir dobles parejas II

El juego del parchís, era la mejor forma que tenían para evitar que las noches se convirtiesen en una aburrida sesión de televisión, los cuatro en el sofá mirando la caja tonta.

Sigue leyendo

Anuncios