Cuarteto de parejas en un cuarto

Gus: Cuarteto de parejas en un cuarto

—————

Fue Hugo, el que, al acabar los relatos de nuestros seis amigos, nos dijo si queríamos participar en alguno de sus juegos, mientras enseñaba una baraja que llevaba en el bolsillo. Miré a Bea, ella me miró sonriente y  dijimos,

─ ¿por qué no?

Sigue leyendo

Anuncios

Hugo: el estreno

Cuando me dijeron que nos encargásemos nosotros de organizar una cena en nuestro piso recién comprado, la cabeza me empezó a funcionar, ya que quería hacer algo diferente a lo que estábamos haciendo hasta ahora.

Sigue leyendo

Marcos: juegos

Hasta ahora los juegos que habíamos hecho Carla y yo con mis amigos, eran solo de vernos y fotografiarnos desnudos, pero un fin de semana, el bueno de Hugo nos dijo si queríamos probar otro juego distinto. La verdad es que a mí me estaba cansando eso de sacar siempre fotos, por lo que quise probar.

Sigue leyendo

Melissa; un cambio en la vida

Desde que mi último marido se fue, mi vida sexual ha mejorado sensiblemente. Estaba felizmente casada, o eso creía yo, ya que mi marido estaba casado conmigo y tenia de novia a otra mujer, sin que la otra supiese de mi existencia ni yo de la suya. Ahora, me he dado cuenta que todo era falso. Antes vivía con más estres, más nerviosa, más ajetreada, y hasta mis orgasmos eran sucedáneos. Ahora he descubierto como auto satisfacerme sexualmente, y vivo más relajada.

Sigue leyendo

Semana 29ª: comida naturista, naturalmente

Llegué a casa, y en seguida noté el dulce aroma de las comidas que estaba preparando Bea. Se oía de fondo música, y su voz cantando alegremente. Esta semana jugábamos con el 4 de oros.

Sigue leyendo

Semana 28ª: una noche de insomnio

Cuando no se puede dormir, no hay mejor forma de pasar la noche que despertar a tu pareja y así padecer los dos de insomnio.

Jugábamos con el 7 de bastos, llevaba una hora despierta, y Gus roncando a mi lado.

Sigue leyendo

Semana 27ª: calor asfixisante

Era un día de un calor asfixiante. Bea estaba tumbada boca abajo tomando el sol en la terraza del ático. Yo estaba comiendo un helado de nata que me estaba sabiendo buenísimo. Con ella allí tumbada, pensé en la postura del 4 de espadas.

Sigue leyendo

Semana 26ª: una del oeste

Quisimos volver a disfrazarnos para esta ocasión, y para ello preparamos unos trajes de vaqueros para animar nuestra velada, tocaba poner en práctica el as de oros

Sigue leyendo